Foro de Lucha Femenina

Todo sobre la Lucha femenina
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Mary vs Ana.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Jose Ramón



Posts : 14
Join date : 04/09/2017

MensajeTema: Mary vs Ana.   Lun Sep 04, 2017 9:11 am

Relato
Mary vs Ana.

Para empezar me presento, me llamo Xito y tengo 35 años, os voy a relatar mi gran fantasía.

Presentación de las luchadoras:

Mary de 47 años, morena de pelo lacio por los hombros, con gafas pero de esas que hacen sexy en plan secretaria, de unos 75 kilos de peso y uno sesenta, rellenita pero con las mejores tetas naturales jamás vistas, más o menos una cien, de esas en su sitio con pezones duros y rosaditos de los que doy fe que se excitan al tocarlos.
Ana, 35 años, de la misma estatura que Mary, algo más gordita e igual de guapa, con el pelo más largo y con una ciento diez de pecho, con pezones grandes y oscuros pero duros y tiesos.

La historia comienza: 

Era domingo por la mañana, me había despertado temprano en mi pequeño apartamento de un pueblo costero de una isla en el Atlántico, bueno, más bien no había dormido, discutí con Mary por la noche y no pude pegar ojo. Salí de casa a buscar el pan y me encontré con Ana, la había visto haciendo toples en la pequeña playa del pueblo y a raíz de ahí habíamos intercambiado unas miradas y algún saludo. Ese día iba con un mono negro palabra de honor y unas plataformas, con su pelo recogido en una trenza que le llegaba por los hombros y se acercaba a sus pechos que evidentemente iban sin sujetador, se lo podía permitir. El echo de mi pelea con Mary me envalentono y me acerque a saludarla y con pocas palabras la convencí para tomar un café en el bar de al lado.
Después de un rato hablando me pregunto que si tenía novia, que me había visto con una chica por el pueblo y le dije que lo habíamos dejado con lo que conseguí que me contaste que había tenido un roce con ella en la boutique y que menos mal que no la vería de nuevo por el pueblo porque si no le iba a arrancar los pelos. Al preguntarle el motivo de la discusión solo me comentó: cosas de mujeres.

Una semana antes en la boutique:

Ahí está la guarra esa que se pone en toples, pensó Mary al ver a Ana buscando entre los tangas con varios modelos negros en la mano mientras ella buscaba un sujetador sexy para sorprender a xito. Se quedaron mirándose un rato, se notaba tanto la tensión que la dueña de la tienda se dio cuenta y se quedó observando. Para meter caña le dijo a Ana:
-has visto que sujetador tan sexy lleva esta chica en las manos?.
A lo que Ana respondió:
-si, bueno imagino que a cierta edad hacen falta.
Mary la miro con despreció y mirando fijamente le pregunto a la tenderá:
-me lo puedo probar?
Y la mujer amablemente le dijo que si ya que tenía un probador justo al lado. Entonces Mary sin dudarlo le dijo que no le hacía falta, que entre mujeres no había nada que esconder, para después desprenderse de su camisa de tirantes y dejar sus preciosas tetas al aire lo que captó la atención de Ana que la miro con rabia. Mary le sostuvo la mirada y le dijo:
-bueno, no están mal para mi edad, verdad, seguro que muchas de treinta y pocos ya les gustaría no señora?
La pregunta iba dirigida a la dueña del negocio que con picardía respondió que si. Ana se acercó sin apartarle la mirada a Mary y al estar a menos de medio metro de ella se fue quitando lentamente los botones de la blusa negra que llevaba y la dejó caer al suelo deslizando sobre sus hombros para quitar el sujetador a Mary de sus manos y hacer el amago de probárselo para decir luego y siempre manténiendo la mirada desafiante:
- ay, este es solo una cien, bueno no pasa nada con mi juventud y mis pechos perfectos tardaré en usarlo.
Y ahí se quedaron las dos en medio de la boutique, solo con vaqueros ajustados y sus pechos al aire en un desafío que se palpaba en el aire, la dependienta atónita se dio cuenta de lo duros que tenía los pezones por la excitación de ver el duelo entre las hembras allí presentes. De repente sono el timbre de la puerta y rápidamente cada una cogido por su lado, abandonando Ana primero el local sin comprar nada. La tienda quedó vacía, solo Mary seguía alli , se colgó el cartel de cerrado y al llegar a la caja la dependienta de unos cincuenta años pero muy bien conservada le dijo a Mary:
-ay que ver esta juventud, a mi me ha pasado alguna vez que alguna niñata se mete conmigo y la he tenido que poner en su sitio. Cómo echo de menos una buena pelea.
A lo que Mary respondió:
-menos mal que se ha ido, porque he estado a punto de arrancarle los pelos, hubiera visto usted una buena pelea.
-le puedo confesar algo ? ( dijo la dependienta ) que me he excitado y todo de verlas así desafiandose con esas tetas preciosas que usted tiene.
-de verás?
-si, creo que me he mojado.
-que curioso, puedo tocar dijo Mary pasando al otro lado del mostrador y deslizando su mano por debajo de la minifalda de la dependienta para llegar a un pubis sin pelo y muy húmedo.
-madre mía si que estás excitada, y los pezones como los tienes? Preguntó mientras con la otra mano quitaba un tirante del hombro de la mujer hasta dejar un pequeño pero bonito pecho con pezones duros y rosaditos al descubierto. Mary no pudo resistirse y paso su lengua por aquel pecho, la dependienta respondió con un gemido de placer y soltó su pelo rubio y largo que llevaba en un moño, aparto a Mary y se quitó la ropa, ahora era ella quien bajaba los tirantes de Mary y buscaba sus pechos para lamerlos y así arrancar la excitación de su clienta. Solo la lencería y las perchas sabrán cómo terminó, yo vuelvo al día que me encontré con Ana.
Allí estábamos , yo no podía apartar la vista de su busto, menos mal que llevaba las gafas de sol si no parecería un baboso. Seguimos charlando y yo notaba que ella me rezaba con sus piernas y yo le seguí el juego, allí estábamos hablando de cosas banales cuando Ana me dijo:
-parece que tenemos compañía.
Era Mary , había llegado al pueblo con la intención de hacer las paces conmigo, iba también con un mono palabra de honor, pero rojo con pequeñas florecillas y unas cuñas que le daban un aire sexy al caminar, llevaba su pelo suelto y sus gafitas de secretaria, nisiquiera miro a Ana. Me dijo:
-hay que ver, una discusión y ya estás con la niñata está.
-ay quien llamas tú niñata, el otro día me quedé con las ganas de darte lo tuyo.
-ay si, y yo de enseñarte modales.
-arreglemos esto ahora mismo. Dijo Ana poniéndose en pie. Me metí en medio y dije que éramos vecinos de la zona y no quería espectáculos. Seguían mirándose desafiantes hasta que Mary dijo:
-bueno,vamos a tu casa y discutimos allí los tres. -me parece perfecto dijo Ana
-vale. Dije yo  a sabiendas de lo que iba a pasar. No lo podía creer, pelea de tías en mi casa con lo que me pasó todo el día viendo vídeos sobre el tema en Internet.
Nos dirigimos a mi casa, nada más entrar tuve que agarrar a Mary y decirles que primero pondríamos unas normas. Ana pidió que quería saber qué tetas eran mejores y Mary pidió un hairpulling, ambas se dijeron que harían lamer su coño por la perdedora. Así que yo propuse lo siguiente, una pelea a tirones de los pezones, otra de cabello y la última un combate sin reglas y ellas aceptaron. Hice sitio en el salón y solo deje cojines y mi sofá apartado a un lado.
Mary se saco las tetas bajando la parte de arriba de su mono y empezó a pellizcarse los pezones con las dos manos al tiempo que le decía a Ana que sus tetas eran las mejores. Ana se acercó y las miro e imitando a Mary se bajó la parte de arriba de su mono dejando sus tetas a la vista.
-como puedes ver no necesito pellizcarme los pezones para tenerlos duros. Dijo con los brazos en jarra.
-vamos? Dijo Mary pellizcando los pezones de Ana, ella dijo vamos zorra.
Empezó así la primera parte, con ellas muy pegadas, tirándose de los pezones hacia arriba y mirándose con rabia mientras se insultaban, yo estaba muy erecto tanto que tuve que quitarme los vaqueros para que no me doliese, ellas ajenas a mi seguían enfrascadas en su particular lucha, las tetas de Mary estaban rojas por la presión que Ana ejercía en sus pezones, al fin Mary soltó los pezones de Ana mientras una sola lágrima resbalaba por su mejilla.


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Mary vs Ana.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» 17. Mary Hopkin - Those Were The Days
» Venta Packs Cds nuevos
» Mary Jane!!
» HOTEL ARIZONA (Radio Enlace)
» AHORA ESTOY ESCUCHANDO.....

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro de Lucha Femenina :: Foro de Lucha Femenina :: Relatos-
Cambiar a: