Foro de Lucha Femenina

Todo sobre la Lucha femenina
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Historia de una luchadora. Saori capítulo 3

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Sahan



Posts : 24
Join date : 10/08/2017

MensajeTema: Historia de una luchadora. Saori capítulo 3   Sáb Sep 02, 2017 9:05 am

Sahan:
Kaito miraba su ya viejo móvil y decidió llamar a Kaede, Kaede era nieto de uno de los mejores amigos de Kaito que desgraciadamente ya había muerto.
—Hey, Kaede ¿que tal va todo? ¿Tu hermana esta bien? Te llamaba para felicitarte por el buen papel que esta haciendo tu gimnasio últimamente —Dijo Kaito risueño.

Murasame:
-kaede fue interrumpido por un sonido, era la canción del tono de llamada de su móvil...
Al parecer era el señor kaito, un viejo amigo/rival de su abuelo que le conocía de pequeño...
-señor Kaito ....gracias .. pues Saki ha estado muy bien... Aún que sigue fuera de la ciudad , me comentó que encontró trabajo como reportera...- contesto Kaede con cierta frialdad...
- Gracias por sus cumplidos , es un halago que un entrenador veterano diga eso de mi ... Justo acabo de ver su rueda de prensa junto a Ángel y mi equipo ... Quisiera pedirle de favor que controle a su "pantera roja" después de todo no es bueno para su imagen inmiscuirse en las carreras de otras y menos cuando apenas se está introduciendo en este mundo - dijo Kaede mientras miraba la televisión

Sahan:
—Jajajaja, chico ya sabes que nunca ha sido mi fuerte controlar a mis luchadoras, de todas maneras lo que dice Saori es verdad...quiero decir, Mina estaba destrozada, pero bueno mejor para mi no voy a ser yo quien me queje—Dijo Kaito mientras pensaba en que el escandalo de dopaje no se habría producido si hubiese sabido controlar a sus luchadoras.

Murasame:
Kaede suspiro levemente tratando de econtrolarse
- lo siento , el incidente con mina fue algo muy incómodo para Hitomi, a decir verdad está sumamente arrepentida de ello, sabe que no sólo afecto su imagen , si lo que también la afectó a ella, era su primera ronda de castigo físico y no supo imponerse un limite....- dijo Kaede algo más calmado ... Aún así debo felicitarlo por su hallazgo
Esa chica Saori tiene bastante potencial- admitió Kaede
-porcierto hablando de potencial ... Boa cómo sigue , últimamente no he oído mucho de ella , aún lucha ?-

Sahan:
—Si, si, esa vieja víbora aun lucha, la edad la ha ido amargando y se ha vuelto insoportable, ves otra luchadora a la que soy incapaz de controlar, debería de haberme quedado con tu abuelo de entrenador en vez de fundar mi propio gimnasio, no estaría todo el maldito día con puñeteras facturas e inútiles papeleos. ¿Por cierto, eso de que tu estas con Hitomi? no es verdad... supongo que serán habladurías, los de Olympus son unos hijos de puta sabiendo expandir esos rumores.

Murasame:
-ja aún recuerdo la primera vez que la Vi, era bastante hermosa y mucho más sonrriente,
Espero no ver a angel así en un par de.años ....- Dijo kaede entrando ya en confianza .

Y que lo digas, nunca pensé que esto seria tan difícil, y a decir verdad al reabrir el gimnasio tuve bastantes problemas buscando una entrenadora, recuerdas a Misato ?

-Hitomi y yo tenemos una relación muy profesional, si somos amigos y a veces salimos con Ángel o misato ... Pero no es nada más que eso -
Kaede contesto con una voz algo cohibida, no quería dañar más la imagen de Hitomi ...

Sahan:
—Claro que recuerdo a Misato, esa niña boba, yo soy el propio entrenador del gimnasio porque básicamente es lo único que se hacer bien, además nos falta un médico, Saori ha tenido suerte de que Mina no ha podido ni tocarla, si hubiese tenido una herida no me imagino lo que habría podido pasar— Dijo Kaito.

Murasame:
-bueno era una excelente peleadora, lástima que simplemente no pudiera con su enfermedad de asma, pero con lo que aprendió es una excelente entrenadora- dijo kaede orgulloso de misato
-debes tener cuidado con eso Kaito, las peleas suelen ser mucho más duras , por suerte aún sabes escoger a tus rivales- dijo kaede con una pequeña risa

Sahan:
—Ya soy perro viejo chaval, y se reconocer a las buenas y malas luchadoras en cuanto las veo. Esa Hitomi... Tiene futuro, yo de ti le haría un contrato de unos cuantos años para que no se te pueda escapar, no veía una luchadora que golpease tan fuerte ya desde tan joven desde... ¿tu abuela? No se...ya no me acuerdo de eso, bueno Kaede, me alegra saber que todo esta bien, nos veremos —Decía Kaito ya despidiéndose de Kaede.

Murasame:
-Yo era algo joven pero si aún recuerdo lo mucho que hablaban de ella ... La verdad le encuentro cierto parecido... -una llamada suya siempre es bien .. recibida... Por cierto puede decirle algo a Saori por mi ....?

-felicidades .... Eres muy rápida y tienes una excelente patada , aprovecha bien tus habilidades-

Sahan:
—Bien, se lo diré, hasta la próxima chico—Dijo Kaito antes de colgar la llamada.

Los días pasaron y Saori continuó entrenando día tras día cada vez más duro pero controlada por Kaito para que no se sobre esforzase. Saori mejoró su fuerza y su resistencia, Kaito la había convencido para fortalecer también sus debilidades. Semana tras semana Saori fue venciendo a joven y alto novatas que semana tras semana iban cayendo como moscas ante el superior estilo de lucha de la pantera roja de Kyoto. Logrando así que el público dejase de juzgarla por el pasado del gimnasio de Kyoto, aunque en las ruedas de prensa aun había algunos que la cuestionaban por eso. Para Saori era algo tan injusto que su trabajo duro y su sacrificio se viesen cuestionados por sucesos que pasaron hace ya muchos años y con los que ella no había tenido ninguna relación que no podía evitar contestar mal a los periodistas y enfadarse con ellos.
Durante ese tiempo en el gimnasio hubo una incorporación, para los combates necesitaban a un asistente médico pero el gimnasio no tenía dinero para contratar a uno. Un día llegó Kaito con un chico joven y alto.
Saori y Boa estaban en la sala de entrenamiento cuando Kaito entró con el joven por la puerta.

—Chicas, este es Ryo, viene para ser nuestro enfermero...es mi sobrino, que se acaba de sacar la carrera y como no tiene trabajo nos lo hará por un módico precio, ¿A que si sobrino?—Dijo Kaito al chico que tendría unos 22 años.
Ryo sonrió y levantó la mano en modo de saludo.
—Hola— Dijo Ryo encogiéndose de hombros.
Boa apenas le hizo caso al recién llegado y continuó su entrenamiento, pero Saori se molestó en acercarse y saludarle.
Saori iba vestida con su típica ropa de combate, un short y un top negros muy ajustados
Al contemplar el bello cuerpo de la "pantera roja" Ryo no pudo evitar excitarse algo.
—Encantada de conocerte Ryo, soy Saori— Dijo la pelirroja mientras le tendía la mano al médico.
—Encantado de conocerte, aunque ya te había reconocido, te he visto en algunos de los combates y eres fantástica— Dijo Ryo sonriente, mientras le estrechaba la mano a Saori.
—Oh...gracias, es genial que me digan eso...es un reconocimiento a mi trabajo que me hace muy feliz— Dijo Saori justo antes de volverse para continuar el entrenamiento.
Ryo se quedó embobado mirando a Saori mientras esta continuaba en el entrenamiento. Justo entonces Kaito lo agarró del hombro y lo llevó a la enfermería para enseñarle su nuevo lugar de trabajo.
Cuando llegaron a la enfermería Kaito miró seriamente a su sobrino.
—Mira chaval, ya se lo que estas pensando...no creas que no he visto como la mirabas. Si te pillo haciendo algo con ella ya te puedes dar por despedido. Eres mi sobrino, si eso se conociera mancharía el nombre de mi gimnasio, el mio y el de Saori. Daríamos la imagen que cogemos a las luchadoras para follar en vez de para luchar...¿Me has entendido?— Dijo Kaito mirando a Ryo fijamente.
—Si tío...te he entendido — contestó Ryo con algo de tristeza mientras su tío salía de la enfermería con prisa por continuar su entrenamiento con sus luchadoras.
Una vez acabado el entrenamiento Saori se preparaba para la cena que solía hacerse en el comedor del gimnasio, en la cena solían estar Kaito, Saori e Hiroshi pero al haber un nuevo enfermero Ryo también estaría.
Saori se miraba al espejo en su habitación mientras indecisa se miraba al espejo una y otra vez, colocando su pelo de una manera o de otra, poniéndose algunas capas de maquillaje etc. Hiroshi se quedó mirándola extrañado mientras su hermana se arreglaba.
—Saori...¿Porque te arreglas tanto? ¿Hay algo que me haya perdido por aquí? — Preguntó Hiroshi mirándola con actitud sospechosa.
—¿Yo? Pues por nada... ¿No puedo arreglarme o que?— Dijo Saori algo incomoda y molesta.
—Ya...seguro que no es por nada— Contestó Hiroshi mientras se tapaba la boca con una mano como si se fuera a reír.
—El chico ese... Ryo, ¿a que es muy guapo Saori?— Preguntó Hiroshi mientras se reía divertido.
Saori se quedó completamente roja de la vergüenza y miró a Hiroshi algo enfadada.
—Hiroshi... Cierra esa bocaza tuya ¿Entendido?— Dijo Saori muy avergonzada y a la vez molesta con Hiroshi.
Los días pasaron hasta que llegó el siguiente combate de Saori. El quinto combate de Saori sería contra Yui Kotegawa una luchadora que a pesar de ser un año más joven que Saori ya llevaba 25 combates realizados. Por lo que probablemente sería una luchadora bastante fuerte. Kaito había decidido que ya era hora de que Saori se enfrentase con una luchadora que fuese un hueso duro de roer. Saori y Kaito revisaron los vídeos de los combates de Yui.
Yui no era una luchadora que destacase en nada en especial pero era buena en todos los terrenos, lo que significaba que podía ser muy peligrosa si sabía jugar bien sus cartas.

El día del combate llegó y las dos luchadoras acabaron encontrándose en el ring.

Yui Kotegawa
Edad: 22
Altura: 162 cm
Peso: 51 kg
Medidas: 88-59-82
Récord: 15 victorias y 10 derrotas.
Imagen:

Saori Kamegawa
Edad: 23
Altura: 162 cm
Peso: 55 kg
Medidas: 88-60-86
Récord: 4 victorias y 0 derrotas.
Imagen:

Las luces del estadio iluminaron a las dos luchadoras en el centro del ring, el público gritaba entusiasta y Saori miraba con una mirada de profunda concentración hacia su rival quien la miraba con odio.
Esa sería una lucha de colegialas clásica en la que ambas deberían ir con ropa de colegiala y la ganadora debería azotar el culo de la perdedora con una fusta que el árbitro le diese. Saori iba vestida con una minifalda roja sin nada debajo y una camiseta roja con la inscripción del gimnasio de Kyoto en el pecho. Los pechos de Saori se marcaban tanto en la camiseta que sus pezones se notaban con claridad. Justo enfrente de la pantera roja estaba Yui Kotegawa vestida de manera similar pero en vez de en color rojo en el color de la foto.
Saori llevaba el pelo como acostumbraba con una larga melena roja. Saori se acercó a Yui y se puso enfrente mirándola desafiante. Yui le aguantó la mirada.
—Cuando acabe contigo...tu culito va acabar tan rojo como tu pelo preciosa —Dijo Yui mirando con odio a Saori.
—Jajajajaja, que graciosa eres...querida, pero mañana no vas a poder sentarte en ningún lado...te aviso— Contestó Saori algo molesta por la actitud de Yui.

Saori se puso en su esquina a la espera de que sonase la campana, se la veía realmente molesta.
—Saori, no dejes que te saque de tus casillas, mantente alejada y lleva la lucha a tu terreno, lucha como tu sabes y ganarás— Dijo Kaito dándole una palmada en el hombro a Saori para darle confianza.
Saori miró a Hiroshi y le sonrió tímidamente y justo al lado de el estaba Ryo quien miró a Saori a los ojos fijamente mientras le sonreía.
Saori se preparó para el combate haciendo algunos estiramientos y lanzando algunos puñetazos al aire.
El árbitro dio la señal de inicio del combate y el público rugió emocionado.
Saori se lanzó rápidamente contra Yui veloz como una pantera le lanzó algunos de sus potentes zarpazos en la cara. Los puñetazos de Saori golpearon fuertemente a Yui pero cuando la morena intentó lanzar un contraataque todos sus golpes lo máximo que pudieron hacer fue acariciar la roja cabellera de la pantera de Kyoto que veloz como un rayo lanzó una potente patada justo hacia el pecho de su rival golpeando las tetas de Yui con su pie.
Yui retrocedió asustada, nunca había visto nada igual...pero mientras pensaba en que podría hacer para contrarrestar la velocidad de Saori esta ya había vuelto a la carga, lanzando otra fuerte pero a la vez veloz combinación de puñetazos tanto a la cara como al cuerpo de Yui. Yui apenas pudo defenderse, cuando Yui levantó su guardia para frenar los golpes de Saori sus piernas temblaban por la fuerte paliza que había recibido entonces Saori lanzó una patada baja hacia las piernas de Yui haciendo que esta se derrumbase y quedase de rodillas ante Saori completamente indefensa.
Ese era el momento que Saori había buscado durante todo el combate...tener arrodillada a su rival frente a ella para poder ejecutar la técnica que ella misma había inventado en el gimnasio durante horas y horas de preparación.
Saori miró a Yui con lástima y se agachó mirándola a los ojos y susurrándole al oído.
—Querida...vas a tener el honor de estrenar mi nueva técnica definitiva— Susurró Saori mientras sonreía de manera siniestra.
—El beso de la pantera— Dijo Saori justo antes de besar en la boca a Yui dejando boquiabierto a todo el público mientras la indefensa Yui sentía como la lengua de Saori se metía dentro de su boca.
Saori entonces se levantó y con Yui arrodillada comenzó a lanzar una fuerte y rápida combinación de patadas a las tetas de Yui.
El público iba contando las patadas emocionado mientras la indefensa Yui gemía de dolor mientras sus tetas eran destrozadas.
—1
—2
—3
—4
—5
—6
—7
—8
—9
Patadas directas a las tetas de la arrodillada Yui y justo entonces lanzó su décima y mas letal patada justo a la cabeza de Yui destrozándola definitivamente y dejándola tendida en la lona como a un muñeco roto.
—¡Y así es como se patea a las zorras!— Dijo Saori completamente poseida por la furia del combate.
Saori agarró a Yui del pelo y la levantó como si se tratase de una muñeca rota con la que una niña se ha cansado de jugar. Cuando se disponía para desnudarla ante el público de repente una enorme sombra se cernió sobre Saori.
Mikasa Akerman
Edad: 19 años
Altura: 170 cm
Peso: 60 kg
Medidas: Pecho 80 Cintura 60 Cadera 78 cm
Imagen:
Mikasa apareció por detrás de Saori y le lanzó una brutal patada hacia la entrepierna de la pelirroja haciéndola aullar como una pantera herida cayendo en la lona indefensa. Mikasa miró al arbitro intimidante y este no se atrevió a intervenir. Saori estaba en la lona retorciéndose de dolor sin entender muy bien lo que pasaba, en cuanto vió a la enorme y fuerte mujer que la miraba con una gran expresión de odio Saori comenzó a arrastrarse lo más rápido que pudo para salir de allí.
Mikasa en cuanto vio las intenciones de su enemiga le puso un pie en la espalda evitando así que se moviera y que se levantase.
—¿Quien eres?, ¡Sueltame! ¡No tienes derecho, estoy en un combate!—Gritaba Saori a la vez enojada y dolorida mientras veía como el equipo técnico de Yui recogía el cuerpo de su destrozada luchadora.
Pero Mikasa en vez de aflojar la presión puso su pie sobre la entrepierna de Saori y apretó aun más, arrancándole gemidos de dolor que excitaron aun más al extrañado público.
—Bien, guapita...ahora te vas a callar y como vuelvas a decir una sola palabra o intentes escapar te juro que te lamentarás— Dijo Mikasa sabiendo que tenía el control total de la situación.
Mikasa se agachó quedando encima de Saori. Mikasa comenzó a acariciar el pelo de Saori mientras lo admiraba con cierta envidia.
—¿Te acuerdas de tu combate de esta última semana? ¿Te acuerdas de como machacaste a esa novata?...Pues bien, esa chiquilla era mi hermana...la has cagado preciosa y te juro que lo lamentarás. Como también lamentarás aquellas asquerosas palabras que dijiste sobre Hitomi, querida, ha llegado tu fin...y tu fin se llama Mikasa, nos veremos en el ring y cuando eso ocurra acabaré contigo— Dijo la extraña luchadora justo antes de patear a Saori en la cara.
Saori quedó tendida en la lona dolorida mientras Mikasa levantaba sus brazos para que el público la aclamase y se disponía a marcharse del ring.
Pero cuando Mikasa se estaba marchando y le dio la espalda a Saori esta aprovechó para levantarse y a pesar de estar dolorida y cansada por el combate le lanzó un potente dropkick a Mikasa por la espalda derribándola y haciendole caer en las cuerdas.
Con Mikasa en las cuerdas Saori comenzó a golpearla lanzándole patada tras patada en la espalda completamente furiosa.
Los ojos de Saori se volvieron de un color rojo sangre y parecía que era una pantera de verdad con su furia completamente desatada. Mikasa recibía golpe tras golpe pero en cuanto pudo girar la cabeza conectó una patada de manera desesperada hacia el coño de Saori.
Saori dio un brutal gemido de dolor antes de caer de rodillas en la lona llevándose sus manos hacia su entrepierna mirando con horror como sus blancas manos se llenaban de roja y brillante sangre.
Mikasa algo dolorida vio como Saori estaba de rodillas ante ella. Entonces recordó como Saori había rematado a su hermana pequeña y su gesto se torció por la ira.
Mikasa agarró del pelo a Saori para que no se moviese y se agachó.
—¿Sabes que zorra? Tu técnica especial es una mierda— Dijo Mikasa justo antes de besar a Saori tomándola completamente por sorpresa.
—El beso de la pantera— Dijo Mikasa con una enorme sonrisa de satisfacción.
Mikasa comenzó a patear una y otra vez el pecho de Saori reventando sus tetas mientras el público contaba entusiasmado sus patadas.
—1
—2
—3
—4
—5
—6
—7
—8
—9
—10
Saori cayó derrumbada boca arriba en la lona mientras sus destrozadas tetas supuraban leche y su camiseta roja se empapaba de ella.
—Ohhh, dios mio— Dijo Saori humillada en lo más íntimo de su ser por haber sido apaleada por su propia técnica especial.
Mikasa agarró a Saori del pelo y la levantó del suelo con una enorme facilidad debido a su extraordinaria fuerza. Mikasa puso a Saori recargada contra las cuerdas frente al público y comenzó a desnudarla lentamente.
—Este es mi regalo para vosotros hoy chicos— Dijo Mikasa mientras le quitaba la camiseta roja con la inscripción del gimnasio de Kyoto a Saori dejando sus destrozadas tetas a la vista y le bajaba su faldita poco a poco sensualmente hasta la altura de sus pies. Saori estaba completamente desnuda e indefensa, muy dañada tanto en sus tetas como en su vagina que sangraba preocupantemente.
Entonces Mikasa lo tuvo muy fácil para darle un empujoncito y lanzarla hacia el duro suelo. Saori se dio un golpe seco y cayó como si estuviese muerta, mientras el público se abalanzaba sobre ella como animales.

PD: Quiero darle las gracias a Murasame por su valiosa ayuda a la hora de escribir este capítulo. Además también me gustaría agradecer cualquier tipo de comentario, que los foreros deseen escribirme para ayudarme a mejorar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
murasame

avatar

Posts : 414
Join date : 24/08/2015

MensajeTema: Re: Historia de una luchadora. Saori capítulo 3   Sáb Sep 02, 2017 9:40 am

Me encantó amigo gran historia me ha gustado mucho la pelea y la técnica de saori .. el beso de la pantera se Ollé como algo da lo que tener mucho cuidado, me gustaría conocer (físicamente a Ryo y Hiroshi), también me ha sorprendido la intervención de Mikasa , espero que saori se recupere
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
basileus

avatar

Posts : 356
Join date : 05/11/2015

MensajeTema: Re: Historia de una luchadora. Saori capítulo 3   Sáb Sep 02, 2017 9:55 am

Bua, ya pensaba yo que Saori iba a tener otro combate fácil cuando de repente ha aparecido Mikasa...menuda bestia, Saori va a tener que tener mucho cuidado con ella a partir de ahora.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mondo



Posts : 142
Join date : 20/09/2016

MensajeTema: Re: Historia de una luchadora. Saori capítulo 3   Sáb Sep 02, 2017 9:59 am

Saori estaba muy subidita...y Mikasa la ha bajado a hostias de nuevo a la tierra. Muy buen capítulo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Historia de una luchadora. Saori capítulo 3   

Volver arriba Ir abajo
 
Historia de una luchadora. Saori capítulo 3
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Hilo para Comentar el capítulo I
» Hilo para comentar los capítulos Premium I
» Comenta el capítulo II
» Ö EMBARAZADA??! Mi vida con un bebe...(Nick y Tu) (Romantica-Dramatica) CAPÍTULO FINAL 1ERA TEMPORADA!
» Una novia para el Italiano. (Joe&tu) (Adaptada)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro de Lucha Femenina :: Foro de Lucha Femenina :: Relatos-
Cambiar a: