Foro de Lucha Femenina

Todo sobre la Lucha femenina
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 María.11. Nuevos horizontes

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
basileus

avatar

Posts : 356
Join date : 05/11/2015

MensajeTema: María.11. Nuevos horizontes   Miér Mayo 10, 2017 3:34 pm

Isabel:
Edad: 31
Altura: 164 cm
Posición en la liga: Cuarta
Imagen:
Posición del combate:


Isabel levantó sus brazos victoriosa, esa estúpida puta ya no se atrevería a desafiarla más, justo entonces la agarró de las piernas para tirarla al suelo y que el árbitro comenzase la cuenta atrás, pero en ese momento un grito surgió del público mientras este se apartaba emocionado haciendo un pasillo. Desde los vestuarios surgió una figura femenina, Isabel reconoció rápidamente el cinturón de campeona que llevaba al hombro, era Marina... aquella luchadora que la había derrotado año tras año evitando su momento de gloria.
Marina
Edad: 30
Altura: 172 cm
Ligas nacionales ganadas: 3
Posición en la liga: Líder





Marina era la mejor luchadora de los últimos tres años y actualmente todo indicaba que iba a ganar la liga nacional también ese año, el público comenzó a animar a la campeona emocionado, y Marina subió al ring con su bikini(el que lleva en la foto) en el que había publicidad de coca-cola su patrocinador y su cinturón. Marina pasó entre la segunda y la tercera cuerda confiada y se acercó hasta el centro del ring. Isabel dejó de prestar atención a María y se dirigió hacia la campeona con brusquedad, pero también nerviosa debido a la desbordante confianza que su mirada transmitía.
—¿Que quieres?— Preguntó Isabel con brusquedad y nerviosismo claramente intimidada por la campeona.
—Mmm, solo quería visitarte para saber como estas querida— Dijo Marina mientras se acercaba a Isabel y le tocaba la parte superior del bikini sin ningún disimuló, pudiendo tocar las tetas de su enemiga que no reaccionó a la provocación.
—Ehh es...estoy en medio de un combate, no puedes presentarte así... — Dijo Isabel nerviosa pero con furia contenida en su voz.
—Mmmm si, si que puedo, de hecho lo estoy haciendo— Contestó la campeona mientras se acercaba a María y la observaba, Marina se agachó para observar la cara de la inconsciente María.
—Tengo que reconocer que tu trofeo... es hermosa... pero tan solo es una niña...—Dijo Marina con un deje de dulzura en su voz mientras acariciaba el rostro de María sin obtener ninguna respuesta del inerte cuerpo de la joven luchadora.
—De hecho... ni siquiera ha podido quitarte ninguna de tus prendas.... Y por lo que veo tampoco estas muy dañada, ganar a una niña bonita no tiene ningún mérito — Concluyó la campeona rebajando los méritos de Isabel mientras se levantaba e introducía de golpe uno de sus expertos dedos en el ano de la joven luchadora.
María dio un ligero gemido y abrió ligeramente los ojos mientras sintió el dedo de la campeona dentro de ella.
—¡Pero si esta zorrita esta viva!, ¿Isabel te ha tratado mal pequeña?— Preguntó Marina como si hablase con una niña pequeña y sacó su dedo del culo de María y acarició uno de sus pezones.
—No la toques, ¿A que has venido?— Dijo Isabel furiosa y a la defensiva pero sin atreverse a desafiar abiertamente a la campeona.
— He venido a decirte que tu novio...mmm no se... esto es realmente incomodo para mi... pero podría resumirse en que...— Dijo Marina.
—¿En que?— Preguntó Isabel enfurecida.
—En que me lo he follado— Contestó Marina con una amplia sonrisa.
El publico enloqueció y gritó excitado, Isabel fuera de si lanzó un potente puñetazo a Marina pero esta lo esquivó y salió del ring, Isabel la persiguió pero Marina no parecía dispuesta a luchar y salió corriendo a los vestuarios con Isabel enloquecida corriendo detrás de ella y desapareciendo ambas por donde entraban las luchadoras.
El árbitro subió de nuevo al ring y comenzó a contar la cuenta atrás para que Isabel regresase.
—10...
—9...
—8...
—7...
—6...
—5...
—4...
—3...
—2...
—1...
— ¡¡Y la ganadora es María por descalificación de Isabel!! maría pas a la cuarta plaza e Isabel retrocede a la décima— Gritó el presentador por el megáfono mientras el público aplaudía.
Leo subió al ring aliviado y feliz y ayudó a María a reincorporarse descolgando sus piernas de la tercera cuerda y llevando una bata para que cubriera su cuerpo desnudo y magullado. Leo cubrió con la bata a María y la alzó en volandas llevándola de nuevo a los vestuarios.
Leo tumbó a María en un banco que había en el camerino, María abrió los ojos aturdida y muy débil, cuando vio a Leo no pudo evitar acariciarle en la mejilla.
—Ohhh, amor... ¿Donde estamos? — Dijo María desorientada.
—Estamos en los camerinos, has ganado, Isabel se ha marchado en mitad del combate— Dijo Leo feliz.
—No...no entiendo...estoy...tan cansada— Contestó María completamente destrozada por el combate.
—Duerme, cariño, cuando te despiertes estaremos en casa, antes me gustaría preguntarte algo más ¿Un hombre ha entrado antes aquí, que quería?— Preguntó Leo con tono serio.
—Era... de Samsung, quería contratarnos... a mi y a Laura... Nos pagaría mucho más que Don Alberto y... sería genial... no se lo cuentes a nadie... No quiero que Don Alberto se enfade conmigo— Contestó María, ilusionada.
—Tranquila pequeña, ahora duerme —Dijo Leo mientras le daba un beso en la frente.


Isabel avanzaba cegada por la ira, esa zorra se había escondido en el camerino de las luchadoras de coca-cola iba a hacer que se lamentase para siempre por lo que le había hecho. Isabel entró en el camerino, abrió la puerta y se encontró a Marina y a Lana ambas sentadas con una barra metálica cada una listas para acabar la emboscada que  habían planeado para Isabel.
Lana
Edad: 33
Altura: 175 cm
Ligas nacionales ganadas: 2
Posición en la liga: 5
Patrocinador: Coca-cola




Marina se adelantó bloqueando la puerta mientras esgrimía su barra de metal.
—Bien zorra te deseamos una pronta recuperación... en el hospital — Dijo Marina con gesto firme.
Isabel rápidamente se dio cuenta de su error, había sido engañada como una estúpida para caer en esa trampa que le habían tendido las luchadoras de coca-cola.
Marina miró a Lana y esta lanzó un terrible golpe con su barra metálica a la pierna de Isabel tirándola al suelo.
Isabel lanzó un grito de dolor y comenzó a arrastrarse hasta la puerta pero en ese momento Marina le puso su pie en el cuello.
—¿Adonde te crees que vas puta?— Dijo Marina poniéndole la barra en el coño.
—Un solo movimiento más y juro que te dejo estéril para toda tu vida— Continuó la campeona.
Isabel comenzó a llorar amargamente mientras Lana preparaba un fuerte golpe en la pierna que había golpeado antes. Lana fue rápida y precisa en su golpe y el hueso de Isabel tuvo una fractura rápida.
Ambas luchadoras de coca-cola dejaron a Isabel tirada lamentándose y salieron del vestuario como si nada hubiese pasado.
—Esa zorra ya no causará más problemas— Dijo Lana mientras tiraba su barra de metal claramente ensangrentada.
—Buen trabajo, gracias por tu ayuda, en el próximo año tendrás vía libre para centrarte en los GPS— Dijo Marina felicitando a su subordinada.
—Gracias jefa...es un placer— Contestó Lana mientras se alisaba su vestido blanco.


Una hora después:
Leo había vuelto a la mansión de Don Alberto, este había mandado a dormir a María y a Laura y los dos hombres se habían quedado solos en el comedor.
Don Alberto miró a Leo y sacó una pequeña cajita, cuando la abrió sacó de ella dos grandes puros y un mechero, le tendió uno a Leo mientras el tomaba el suyo.
—Bueno Leo...¿Que sabes de nuestro hombre?— Preguntó Don Alberto mientras daba una calada al puro.
—Es de Samsung señor, quieren contratar a María y a Laura— Dijo Leo con precisión.
—Bueno... Eso ya son palabras mayores...Samsung es una gran multinacional, pero no podemos perderlas, son una gran cantidad de dinero, una inversión de futuro, imagínate el dinero que me harán ganar. No puedo dejar que sean contratadas por Samsung de ninguna manera— Dijo Don Alberto algo tenso.
—Bueno, tampoco hay mucho que puedas hacer, ese chico es Eduardo Sanchez, el director del equipo de Samsung de lucha femenina, puede ofrecerles mucho más de lo que tu puedes— Dijo Leo siendo realista.
—Ya... pero si puedes estar seguro de una cosa... el dinero no lo es todo, ese chico... Eduardo, ya me encargaré personalmente de el— Dijo Don Alberto con la mirada clavada en la pared, pensativo.
—Pues no se como pretendes hacerlo, si María y Laura quieren irse no las puedes retener a la fuerza— Dijo Leo mirando a Don Alberto mientras pensaba en que ese hombre iba a perder a sus dos únicas luchadoras.
—Leo... no me he metido en este negocio para fracasar, que te quede claro...y cierto no se como evitar que María y Laura se vayan...pero ya se me ocurrirá algo— Contestó Don Alberto mientras hacía un gesto a Leo para que se fuera.
Leo salió de la mansión de Don Alberto a paso rápido, ese hombre estaba acabado y todavía no lo sabía. Leo hizo una llamada.
—Eduardo... soy yo Leo... si le he dicho tu nombre, para ganarme su confianza... creo que el viejo esta acabado...María me ha dicho que quiere marcharse...si...espero que el 10% acabe en mi cuenta para cuando esto termine... nos veremos, saluda a Aurora de mi parte— Leo colgó el teléfono y sonrió imaginándose el dinero que iba a ganar.


Última edición por basileus el Miér Mayo 10, 2017 7:00 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
basileus

avatar

Posts : 356
Join date : 05/11/2015

MensajeTema: Re: María.11. Nuevos horizontes   Miér Mayo 10, 2017 3:35 pm

Se agradecen comentarios, críticas, dudas, preguntas etc. Esta vez el capítulo es algo mas cortito pero más intenso.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
María.11. Nuevos horizontes
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Venta Packs Cds nuevos
» COPLA QUE CANTARÁ EL SÁBADO MARÍA ESPINOSA
» Nuevos amps Fender...s (ja!)
» Necesito grupos nuevos de power metal, :O ¡Iluminadme!
» María Espinosa - que debes hacer con el regalito

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro de Lucha Femenina :: Foro de Lucha Femenina :: Relatos-
Cambiar a: