Foro de Lucha Femenina

Todo sobre la Lucha femenina
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Una inesperada derrota

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
rogueneitor

avatar

Posts : 137
Join date : 03/07/2015

MensajeTema: Una inesperada derrota   Jue Feb 09, 2017 9:09 am

Los entrenamientos de febrero tras su último combate estaban siendo más intensos, la mayoría de las otras luchadoras la veían como una amenaza para su posición dentro del grupo de luchadoras, sólo Eva otra novata que había entrado unas pocas semanas antes. Con Eva Miyuki practicaba su español y la española corregía sus errores mientras hablaban de tácticas para añadir a su arsenal de armas para su próxima pelea, pero la encantaba poder tener a alguien que no la viese como una rival inmediata, si no como una compañera con la que mejorar. En privado ambas practicaban escapes y llaves que podían servirlas y algunas veces hacían pruebas de fuerza con algunas llaves que querían practicar a la vez por ejemplo las tijeras al cuerpo o el abrazo del oso.

Cuando ambas luchaban juntas tras derrotar a otra compañera, ambas tenían un duro combate debido al cansancio, al conocimiento de las estrategias de la oponente y a un pacto mutuo de no dañarse seriamente en los entrenamientos para así ellas pudiesen evitar lesiones mientras daban un buen espectáculo a la dueña de la casa y de sus vidas. Tras el último entrenamiento entre ellas dos, Mercedes las llamó para hablar con las dos.

- Señoritas, dentro de dos semanas ambas tendréis un combate de promoción a la liga nacional, me ha costado bastante dinero pero quiero que al menos una de vosotras entre en ese circuito para patear un par de culos – dijo Mercedes.
- Si señora – dijo Eva hablando por las dos.
- Eso sí la que no se clasifique sufrirá un castigo ejemplar – dijo seriamente la señora.

Tras esas palabras ambas jóvenes volvieron a entrenar más arduamente, incluso en las sesiones privadas que tenían tras los entrenamientos oficiales con Francisco, ambas buscaban mejorar su fuerza de piernas y brazos empujándose mutuamente buscando hacer que una de ellas llegase a tocar la pared del cuarto con la espalda o la resistencia aplicándose mutuamente llaves con toda su fuerza. Ambas estaban decididas para entrar en el circuito nacional y evitar el castigo.

El fin de semana de mediados de marzo había llegado y con eso su combate. Como siempre estaba esperando que llegase su turno para pelear mientras ajustaba su conjunto que consistía en un bikini de colores negro y dorado que enseñaba más piel de la que le gustaría, aunque eso no iba a durar demasiado tiempo como en otros combates que había hecho durante las últimas semanas. Aunque ella había logrado ganar todos sus combates hasta ahora, no debía de confiarse, puesto que ella como siempre apenas sabía nada de su adversaria sólo que se llamaba Anais y que era de Madrid.

Eva:
19 años, 1,70 m


vs

Verónica:
23 años, 1,75 m


Primero Eva tenía que realizar su combate, ella se enfrentaba a una veterana llamada Verónica, una dura oponente que llevaba varios años y que el mes anterior tuvo una dura pelea con Olga que la rubia ganó a duras penas.

Miyuki estaba viendo desde el túnel de acceso como entraba Eva al ring, su joven compañera llevaba una pequeña minifalda y un top a juego dorado, mientras su oponente Verónica llevaba un modelo similar en plata que contrastaba con su piel morena.

Tras las instrucciones de la arbitro, las dos mujeres empezaron a luchar, Miyuki no podía estar cerca del ring debido a que meses antes dos hermanas habían interferido en sus combates y Mercedes sólo la permitía ver el combate desde la entrada de la sala, pero desde allí solo observaba cómo Eva empezó a recibir golpes la compañera de la japonesa retrocedía constantemente mientras era golpeada hasta llegar a las cuerdas, momento en que Verónica empezó a alzar su puño hacia la cara de Eva pero esta se movió hacia un lado desequilibrando a su oponente hacia las cuerdas y golpeando la espalda con sus puños.

Eva golpeó a su oponente buscando hacer todo el daño que pudiese pero Verónica se lanzó hacia atrás buscando sorprender a su oponente aunque esa maniobra hizo que las dos cayesen a la lona en donde empezaron a rodar mientras intercambiaban golpes y otros ataques mientras ambas mujeres buscaban exponer el cuerpo desnudo de su oponente, los gritos de las luchadoras llegaban hasta donde ella estaba y Miyuki deseaba estar más cerca del ring para animar a su amiga pero ahora ella debía morderse el labio por la frustración mientras veía desde lejos el combate.

Las piezas de ropa volaron dejando a las luchadoras completamente desnudas iniciando el momento en que las mujeres intensificaron sus ataques, de pronto, la voz de Verónica se hizo más alta y esta luchaba por alejarse de Eva, la cual parecía que estaba usando uno de los trucos que habían comentado en usar para sus combates. La oponente de su amiga estaba tan concentrada en las manos de Eva que no se dio cuenta que la atrapó con sus piernas antes de soltar el coño, Verónica lo descubrió tarde y empezó a mover sus manos hacia las piernas de Eva, pero esta aprovechó para asegurar su presa, Eva movió su brazo izquierdo alrededor del cuello de Verónica y agarrando el brazo derecho que aseguraba la cabeza de su oponente cerró una sleeper hold o “mataleones” como la llamaban por el lugar.

Verónica luchó por un corto periodo de tiempo hasta que sus brazos dejaron de moverse, momento en que Eva la soltó para que la arbitro comenzase a contar, cosa que hizo la arbitro cuando Eva se alejó lo suficiente. La cuenta empezó y los segundos pasaban mientras la arbitro contaba hasta llegar al final sin que Verónica se levantase. Eva alzó los brazos en señal de victoria y esperó a que la acercasen el maletín con los objetos para el castigo de su oponente.

Como ya no tenía nada mas que ver, Miyuki se fue contenta a su camerino mientras esperaba a que Eva terminase su castigo mientras se concentraba en su combate y tras unos largos minutos los golpes en la puerta anunciaron que era su turno. La japonesa salió de su camerino y avanzo por el pasillo hasta el final.

La luz ilumino sus ojos y sonriendo tímidamente e inclinando levemente la cabeza como otras veces había hecho de camino al ring mientras observaba a su oponente que esperaba de pie en una esquina del cuadrilátero, su oponente llevaba un bikini blanco y azul, su pelo oscuro descendía hasta la mitad de la espalda y parecía muy segura de ella ante una oponente que se estaba volviendo muy popular como Miyuki. Cuando la japonesa entró en el ring Anais sonreía clavando su mirada en la recién llegada, pero la recién llegada no mostraba su inseguridad pero si su bikini negro y rojo, Miyuki calentó un poco al público lanzando besos y mostrando su canalillo subida en su esquina para que la viesen mejor.

- Veo que la pequeña estrella internacional tiene agallas para enfrentarse a mi – dijo Anais.
- Y yo que mi oponente tiene la lengua muy lalga – siseó la japonesa acercándose al centro del ring.
- La putita tiene garras – siseó la española llegando al centro clavando sus castaños ojos en los de Miyuki.

Ambas luchadoras empezaron a empujarse mutuamente con sus pechos mientras cruzaban sus miradas desafiantes y llenas de determinación con una sonrisa dibujada en en ambas caras y con ganas de empezar mientras la arbitro las recordaba las reglas del combate aunque ellas sólo escuchaban los latidos de su corazones acelerándose mientras el contacto de sus pechos hacía que recorriese una descarga eléctrica y de adrenalina por sus cuerpos. Entonces Miyuki vio que Anais era de su misma altura y aproximadamente de su peso.

- Separense – ordenó la arbitro antes de empezar la presentación de las luchadoras.

Miyuki
21 años, 1,66 m

vs

Anais
21 años, 1,66 m


La campana sonó y ambas luchadoras se lanzaron la una hacia la otra con el sonido de fondo de los vítores del público animando a su preferida, las manos de las jóvenes se enlazaron y sus pechos chocaron mientras las cuatro piernas empujaban a la vez buscaban la superioridad en fuerza mientras que ambas mujeres buscaban una temprana ventaja sobre la otra con los dientes apretados y las miradas fijas en los ojos de la oponente. Ambas estaban empatadas en fuerza y lo sabían, se intercambiaban miradas de odio y frustración mientras forzaban sus piernas a avanzar buscando la esquina que tenían delante suya para así su oponente quedara arrinconada, pero ninguna lograba dar un par de pasos del centro del ring antes que la otra la hiciese retroceder mientras el público las animaba.

Las dos mujeres dieron un paso atrás a la vez que se soltaban las manos y empezó una fría tregua mientras los ojos de ambas guerreras estudiaban el cuerpo y la postura de la rival buscando una debilidad de la que se pudiese aprovechar, Miyuki cerro sus manos y lanzando sus puños hacia Anais empezó a tantear los reflejos de su oponente, la cual lograba bloquear la mayoría y tras recibir alguno lanzaba una tanda de golpes en respuesta, haciendo que la japonesa tuviese que estar un poco de tiempo a la defensiva antes de poder atacar. Miyuki gruñía cada vez que recibía un puñetazo de Anais y se esforzaba por golpear más veces a su oponente aunque fuese una ardua tarea pues era igual de rápida que la japonesa.

- No lo haces mal muñequita japonesa – siseo Anais entre golpes.
- Aun no he acabado contigo puta – replicó Miyuki.

Las dos mujeres se separaron y empezaron a dibujar un círculo en el centro del ring mientras andaban hacia un lado sin perder de vista a la adversaria, los puños se transformaron en garras apuntando con sus uñas a la mujer que tenían enfrente mientras el público observaba expectante la fría y tensa tregua que se había establecido entre las luchadoras. Miyuki estaba frustrada pues no encontraba una buena forma de atacar a su oponente y esperaba que Anais estuviese igual, ambas luchadoras sabían que no podían estar mucho tiempo así, se lanzaron de frente a por su adversaria con las uñas por delante y chocaron con los pechos mientras se agarraban de los pelos con miradas de odio.

Las dos mujeres buscaban la ventaja en ese cerrado combate mientras se lanzaban miradas furiosas la una a la otra, Miyuki logro mover su pierna derecha por detrás de la pierna izquierda de Anais haciendo que su rival perdiese el equilibrio y ambas cayesen a la lona. Las dos furiosas tigresas del ring empezaron a rodar buscando conseguir la mejor posición mientras se arañaban los brazos y tiraban del pelo, la japonesa logró momentáneamente quedar por encima de su oponente, momento que ella aprovechó para empezar a tirar de la parte superior del bikini de la española, la cual usó la fuerza de sus piernas para arquear su espalda y lanzó a su oponente a un lado para e hizo que ambas volviesen a rodar mientras los tirones y arañazos volvían a la pelea.

Aunque el combate fuese parejo, Miyuki tenía ganas de terminar rápidamente el combate, por desgracia para la japonesa, Anais logró tomar la posición superior y lanzo un par de golpes a la cara de la exótica luchadora, la joven asiática luchó para bloquear la mayoría de los golpes antes que ella lograse lanzar a un lado a la española.

Ambas luchadoras se separaron, la piel de ambas mujeres estaba perlada por el sudor del esfuerzo y los pechos se movían mostrando el requerimiento de oxígeno que requerían ambos cuerpos. Con la ira en los oscuros ojos de ambas luchadoras, las dos mujeres se pusieron sobre sus rodillas y avanzaron la una hacia la otra para no seguir perdiendo el tiempo, las guerreras enlazaron nuevamente los dedos de sus manos en una lucha que tenían pendiente, las dos jóvenes querían tener la ventaja psicológica de ganar en la prueba de fuerza. Anais y Miyuki forzaron los músculos de sus brazos y piernas, no lograron mover la una a la otra, pero sus cuerpos se encontraron cuando sus pechos hicieron contacto, se aplanaron por la presión y el empuje que ejercían las piernas.

Las frustradas mujeres cambiaron de estrategia, Anais buscaba separarse de Miyuki para golpearla, la japonesa por el contrario buscaba el combate cerrado mientras arañaba y tiraba de la parte superior del bikini blanco y azul, tras un fuerte tirón Miyuki logró desnudar los pechos de su oponente lo que hizo que se apuntase un tanto importante en el combate y logró ponerse al ataque cuando sus uñas arañaron la sensible piel de las tetas de Anais, pero la española contraatacó golpeando con su puño la mandíbula de la japonesa. Ambas luchadoras cayeron por el golpe y volvieron a rodar, la recientemente expuesta empezó a tirar frenéticamente de la parte superior del bikini de Miyuki mientras esta arañaba la cara de la española.

- ¡Puta! - siseo Miyuki.
- ¡Zorra! - respondió Anais.

La parte superior del bikini de la japonesa se deslizó de su cuerpo siguiendo el camino que la mano de Anais decía, ambas luchadoras luchaban para poder deslizar sus piernas alrededor de las piernas de la rival, las dos mujeres buscaban inmovilizar a la oponente bajo su pecho mientras abrían las piernas de la rival, cosa que Miyuki logró a duras penas mientras posaba sus firmes pechos sobre la cara de Anais, la española forcejeaba para escapar y poder respirar, pero la japonesa logró una buena plancha cuando atrapó los brazos de la española. Miyuki alzó su cabeza y sonrió para el público que la veía, pero de repente su cara dibujó una mueca de dolor cuando sintió los dientes de Anais en su pecho derecho.

- ARRRRRGGGGGHHH – chilló Miyuki para el público.

Miyuki rompió la presa y rodó para alejarse mientras masajeaba su pecho derecho a la vez que veía la sonrisa de Anais. La japonesa montó en rabia y saltó hacia la española con las uñas por delante, araño el pecho y el vientre de su oponente antes de que lograse derribar el cuerpo de Anais, pero su oponente la esperaba y antes que su cuerpo tocase la lona invirtió las tornas, haciendo que Miyuki besase la lona con gran parte de su cara y sintiendo como la española retorcía el brazo de la japonesa.

- Hora de mostrar tu sucio coño maldita puta – siseó Anais.

Anais colocó su pierna sobre el hombro de Miyuki mientras movía su mano hacía la parte baja del bikini rojo y negro de la japonesa, tiró de la tela y en pocos segundos la japonesa quedó desnuda ante un excitado público. Miyuki movió su mano libre hacia la entrepierna de la española y clavó sus uñas en la vulva, la japonesa logró que soltase su brazo.

Miyuki agarró el tobillo y desequilibró a Anais, la cual recibió una patada de la japonesa en la cabeza, la española estaba aturdida mientras su adversaria deslizaba la tela de la parte baja del bikini que faltaba por desaparecer de los cuerpos de las luchadoras. Ambas mujeres se separaron y a gatas mostraron sus cuerpos desnudos a la audiencia mientras avanzaban despacio la una a la otra antes que ambas luchadoras lanzasen sus manos hacia las cabelleras y la otra buscasen otro objetivo en el cuerpo de la rival. Las uñas de Anais arañaron la teta de Miyuki, la cual gruño de dolor, pero la japonesa movió su mano hacia el sexo de la española en busca de una presa final para lograr la victoria.

Por el rabillo del ojo Miyuki vio una figura acercándose al ring a gran velocidad cuando ella clavó sus uñas en el coño de Anais, cuando la figura subió al cuadrilátero, se movió hacia Anais y la agarró del pelo, la japonesa se fijó mejor en la recién llegada y descubrió que era Eva. La sorprendida japonesa soltó a la española para preguntar a su amiga, pero se sorprendió más cuando la recién llegada agarraba su pelo y la daba un fuerte rodillazo a la mandíbula dejándola inconsciente.

Cuando despertó Miyuki, estaba siendo arrastrada hacia las cuerdas y el poste de la esquina, las veía muy cerca y se preguntaba sobre que estaba pasando.

- Albitlo, ¿qué pasa? -preguntó Miyuki.
- Tu compañera te ayudó y quedaste eliminada – respondió la arbitro.
Pelo si ella me atacó después dejándome inconsciente – replicó la japonesa.
Me da igual, estoy harta de tramposas que juegan en el mismo equipo.

Miyuki no pudo terminar la frase porque Anais la tapó la boca con una mordaza antes de atar sus brazos a las terceras cuerdas de cada lado del poste para después la afortunada ganadora forzase a la japonesa a colocar sus pechos sobre el protector más alto logrando que quedase en una postura muy dolorosa. Miyuki intentaba girar su cabeza con la intención de ver qué era lo que estaba haciendo Anais cuando sintió las manos de su adversaria elevando sus caderas antes de meter el falo de goma por el coño de la japonesa.

- YEEEEAAARRRRGGHHH- gritó Miyuki.

Parte del público se quejaba debido a que Eva atacó a las dos luchadoras y el peor del ataque se lo había llevado la japonesa además de la parcialidad de la arbitro mientras Anais castigaba el sexo y el cuerpo de Miyuki una manera violenta. La japonesa gemía de placer y dolor por el roce del juguete sexual de gran tamaño y la dolorosa postura que estaba manteniendo. La española arremetía con fuerza para forzar a su temporal juguete a gemir más alto, cuando lo consiguió paró y alzó su voz.

- Señores invitados ahora pueden divertirse – dijo Anais.

Se empezó a formar una fila de hombres que se acercaban a manosearla y a penetrarla por el ano, haciendo que Miyuki gritase. La japonesa sufría la humillación y el dolor que le producían los hombres que se aceraban a ella para disfrutar de su cuerpo, entre sollozos ella pedía que parasen y tras más de media hora el castigo de la joven acabó. Cuando la soltaron, Miyuki avanzó penosamente a su camerino donde la esperaba Eva con una maliciosa sonrisa.

- Veo que ya has vuelto de tu combate – dijo - ¿cómo ha acabado?
- Lo sabes muy bien puta, ¿pol qué lo hiciste? -respondió Miyuki.
- Todas sabemos que tú eres el juguete favorito de Mercedes así que es mejor mantenerte bastante tiempo con ella – fue lo que dijo la española – y si sufres un poco mejor para nosotras.
- ¡Cleía que eras mi amiga!
- ¿Amiga tuya? No me hagas reír, sólo quería que te relajases lo suficiente.
- Eso lo explica todo – dijo una voz desde la entrada - . Pero alguien tendrá que ser castigada.

En el camerino entró Mercedes algo enfadada y tras observar a las dos mujeres esbozó una sombría sonrisa mientras examinaba el cuerpo desnudo de Miyuki, la joven sintió un escalofrío cuando los ojos de la madura mujer exploraban la piel desnuda y la japonesa se estaba preguntando por la idea que pasaba por la mente de su actual ama, miró de reojo a Eva y esta estaba sonriendo por la maliciosa trampa que había tendido a su compañera para poder estar ella en el circuito nacional en vez de la japonesa.

- Una de vosotras será castigada – dijo Mercedes – mañana veré cómo solucionaré cual es la causante de la derrota de Miyuki, si ella por confiar en Eva o de Eva por entrar al ring. Por ahora tengo que hablar con la organización.

Mercedes se alejó del camerino y se fue hacia el interior del pasillo, Eva salió para coger el coche mientras Miyuki pensaba “te demostraré lo que te va a pasar por traicionarme Eva” a la vez que se vestía. Cuando salió del edificio Miyuki sólo quería descansar, aunque a la mañana siguiente ella tendría que ver si iba a ser castigada.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://rogueneitor.deviantart.com/
basileus

avatar

Posts : 367
Join date : 05/11/2015

MensajeTema: Re: Una inesperada derrota   Jue Feb 09, 2017 11:36 am

Genial capítulo, me ha encantado
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Mondo



Posts : 144
Join date : 20/09/2016

MensajeTema: Re: Una inesperada derrota   Jue Feb 09, 2017 11:38 am

Espero que Miyuki le haga pagar cara su traición a Eva.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
rogueneitor

avatar

Posts : 137
Join date : 03/07/2015

MensajeTema: Re: Una inesperada derrota   Vie Feb 10, 2017 9:44 am

Mondo escribió:
Espero que Miyuki le haga pagar cara su traición a Eva.
Lo hará... aunque tenga que ser animada por Mercedes.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://rogueneitor.deviantart.com/
murasame

avatar

Posts : 448
Join date : 24/08/2015

MensajeTema: Re: Una inesperada derrota   Sáb Feb 11, 2017 9:04 am

Pobre miyuki la ha pasado muy mal esperemos que esto le ayude a crecer
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Una inesperada derrota   

Volver arriba Ir abajo
 
Una inesperada derrota
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La Visita Inesperada.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Foro de Lucha Femenina :: Foro de Lucha Femenina :: Relatos-
Cambiar a: